Home / DIRECCIÓN DE COMUNICACIONES DE LA JUNTA MUNICIPAL DE ASUNCIÓN / IRONÍA: NACÍA EL HIJO, Y EN LA GUERRA DEL CHACO MORÍA SU PADRE, EL MAYOR EUGENIO AYALA VELÁZQUEZ

IRONÍA: NACÍA EL HIJO, Y EN LA GUERRA DEL CHACO MORÍA SU PADRE, EL MAYOR EUGENIO AYALA VELÁZQUEZ

Una calle de Asunción, lleva su nombre por la Ordenanza 649 del año 1942. Es paralela al Este de la avenida General Santos. Esta vía nace detrás del Club Olimpia, en la calle Tte. Jara Méndez al Sur, y se desplaza hasta los linderos del Club Sportivo Tacuarí, al Norte de la calle Siria. Paralela a las calles Tte. Jara Troche al Oeste y al Este a Pitiantuta.

El mayor Eugenio Ayala Velázquez, falleció en el campo de batalla un día como hoy 12 de diciembre de 1934, mientras -según los periódicos de la época- nacía su hijo.

Ocurrió en Cabayu Nambi, donde cayó herido de muerte. Días después, entre el 28 de diciembre de 1934 y el 3 de enero de 1935, se produjo en el área la gran victoria donde Bolivia perdió Ybybobo, a orillas del río Pilcomayo, frontera con la Argentina, pasando este fortín a llamarse en homenaje al héroe caído, Fortín Ayala Velázquez.

Eugenio Ayala Velázquez nació en Yuty del matrimonio de José Dejesús Ayala y Saturnina Velázquez. Fue cadete excepcional del Colegio Militar recibido en 1926 y uno de los jóvenes oficiales que llegó al Chaco antes de la guerra. Fundó el Fortín Boquerón, quedando como comandante de este.

Su bautismo de fuego fue en Boquerón. En su foja de servicio, dice que era “enérgico y firme sin apelar a la violencia” Se señalaba su conducta óptima de gran iniciativa. “Puede esperarse mucho de él” está escrito en el documento.

Estuvo en Yucra, Lara, Castillo, Platanillos, Saavedra, Gondra, Pirizal, Campo Vía.

Por una herida fue evacuado y tuvo un mes de permiso, volviendo a la acción. Era comandante del RC 10 Coronel Florentín Oviedo, cuando recibió la mortal herida.

El presidente de la República Eusebio Ayala, se encontraba circunstancialmente en el Puesto de Comando de López de Filippi, hoy Mariscal Estigarribia, por lo que en el momento dispuso su ascenso póstumo al grado inmediato superior   de Teniente Coronel y premiado con las medallas de Boquerón, Cruz del Chaco y Cruz del Defensor.

Los periódicos publicaron, con grandes titulares su muerte, ya que fue el primer jefe comandante de un regimiento que murió peleando al frente de sus tropas. El artículo de prensa decía que acababa de nacer al mundo “el hijo que no conocerá a su padre, pero que heredero de su sangre vivirá en el recuerdo inmortal del gran soldado”.

Hacía además apenas dos meses que había dado sepultura a su propio hermano en Isla Po’i donde soldado como él, cayó en defensa del Chaco.

 

OTRAS RECORDACIONES NACIONALES E INTERNACIONALES DE LA FECHA

  • Día Internacional de la Neutralidad
  • Día Internacional de la Cobertura Sanitaria

 

 

Redacción: Evanhy de Gallegos.

Edición y Publicación: Christopher Fiddes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *