Home / DIRECCIÓN DE COMUNICACIONES DE LA JUNTA MUNICIPAL DE ASUNCIÓN / En 1896, la Junta estudió la posibilidad de clausurar el Cementerio de La Recoleta

En 1896, la Junta estudió la posibilidad de clausurar el Cementerio de La Recoleta

En 1896, la Junta estudió la posibilidad de clausurar el Cementerio de La Recoleta

 

El 1 de marzo de 1870 en Cerro Corá, a orillas del arroyo Aquidabán Nigui, fue muerto el Mariscal Presidente, Francisco Solano López.

La noticia llegó a Asunción y fue publicada por el periódico “La Regeneración” el 6 de marzo de 1870.

En Asunción, la situación era lacerante. La ciudad llevaba un año y un mes de saqueos. La pobreza de los pocos habitantes que salvaron la vida -fundamentalmente mujeres, niños y algunos ancianos – era total. Morían de hambre y en silencio en las aceras.

Mercaderes y mercachifles, ocupaban las viviendas de los asuncenos. Se abrían burdeles, reñideros de gallos y hasta un circo. Las manos esqueléticas de las mujeres se extendían con la ilusión de recibir una limosna. La promiscuidad era total con tanta soldadesca enemiga dueña de la ciudad de Asunción. Los soldados se emborrachaban y violaban a las mujeres sobrevivientes. La degradación era total.

El 15 de agosto de 1869, se integró la Primera Junta Municipal de Asunción, con hombres de confianza digitados por los aliados. Debían comenzar la reconstrucción de la ciudad capital.

Para obtener dinero se ponían en venta los edificios de gobierno del tiempo de los López. La Junta Municipal trataba de cobrar por el negocio de las mataderías, los terrenos baldíos, la propiedad del teatro, las sepulturas, e impuestos por las pesas y medidas.

El 1 de Marzo, apenas muerto el Mariscal, el gobierno provisorio integrado por Cirilo Antonio Rivarola, Carlos Loizaga y José Díaz de Bedoya, tomó la decisión de cortar de raíz, todo vínculo identificatorio del Paraguay vencido, prohibiendo el uso del idioma originario guaraní, hablado por la población sobreviviente.

El 7 de marzo, se prohibió por decreto el uso del idioma guaraní en las escuelas. Fue la decisión más demostrativa del grado de destrucción del Paraguay y del exterminio de la razón de ser de los paraguayos. Tres meses después, en junio de 1870, la Junta Municipal de Asunción, aún no podía ejercer por falta de fondos. Por dicha razón fue suprimida el 1 de junio de 1870.

Redactado y editado por Evanhy de Gallegos, de la Dirección de Comunicaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *